43 – MANUEL VALLEJO, 60 AÑOS DE SU ADIÓS

Nace un 15 de octubre de 1891 en el número 1 de la calle Padilla del barrio sevillano de la Macarena, uno de los cantaores más grandes de la historia del flamenco. Manuel Jiménez Martínez de Pinillos, más conocido en el mundo del flamenco con el nombre artístico de Manuel Vallejo, apellido de su abuela paterna Dolores Vallejo por la que sentía un gran cariño.

Ir a descargar

Cantaor situado en la llamada Ópera Flamenca, fue un cantaor genial que lo cantó todo bien: bulerías, seguiriyas, soleares, cantes de Levante, malagueñas y media granaína. Asimismo excepcionales fueron sus actuaciones por saetas y destacó en el cante estrella de esta época, el fandango o fandanguillo, creando una forma nueva, el fandango por soleá.

Cantaor con grandes facultades vocales disfrutaba de una voz limpia y amanzanillada como bien dijo el escritor Antonio Murciano. De una voz efectista y espectacular y con un sentido exagerado del compás, destacó también en los cantes festeros.

En 1925 siendo ya una figura consagrada, es animado por Don Antonio Chacón a presentarse a la Copa Pavón en el teatro madrileño del mismo nombre. Concurso que se organizó para dilucidar quién se coronaba como el mejor de los flamencos. En estas primeras décadas del siglo XX no se discutía de fútbol, el centro de las charlas y tertulias en los bares eran los toros y el flamenco.

Allí se reunieron la flor y nata del cante: El Niño de Escacena, El Niño de Marchena, el Cojo de Málaga, Antonio Pozo El Mochuelo y Manuel Vallejo. Hubo un empate entre Marchena y Vallejo que Don Antonio Chacón resolvió proclamando a Vallejo ganador de esta primera edición. De aquí vendría esa célebre frase que diría Don Antonio Chacón a Vallejo:

“Te he dado el premio porque te lo mereces, pero la Vieja (Chacón se refiere a Marchena a quien llamaban así por su precocidad) ganará más dinero que tú”.

Al año siguiente, en 1926 Vallejo se vuelve a presentar a la Copa Pavón siendo el ganador Manuel Centeno, aunque la mayoría de los presentes reconocían que Vallejo había sido el mejor, pero a la empresa Pavón no le interesaba que el mismo artista ganara dos veces consecutivas.

Esto originó entre los seguidores de Vallejo un gran malestar ya que Vallejo había quedado en segundo lugar. Para remediar este conflicto el gran maestro Chacón tuvo una genial idea, compensaría este entuerto dándole a Manuel Vallejo la II Llave de Oro del Cante, que recibió de la mano del cantaor jerezano Manuel Torres.

De la personalidad de  Vallejo se sabe muy poco. Se dice que  fue un personaje solitario, nada amable y de trato difícil, hombre raro y muy hermético. Por lo demás, Vallejo tuvo un buen corazón y por eso sus sobrinos le querían con pasión.

Fallece Manuel Vallejo en Sevilla un 7 de agosto de 1960 a la edad de 68 años.

Compártelo:

4 Me gusta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.