EL ORIGEN DEL OLE EN EL FLAMENCO

¡Ole! y ¡Olé! sin tilde o con ella, con pronunciación llana o aguda, de las dos formas están contempladas por la Real Academia de la Lengua. Quien más quien menos, nos hemos expresado así con esta interjección para manifestar alegría, júbilo, felicidad, etc., y animar a los artistas, sobre todo del Flamenco.

El Ole es una palabra que no se puede traducir a ningún idioma y podríamos decir que es la marca España, como la letra Ñ o el mismo Flamenco. Su origen es incierto, pero sí sabemos sus usos. Lo podemos encontrar, generalmente, en el Flamenco y la Tauromaquia.

El Ole en el Flamenco puede ir solo o acompañado de otras alabanzas o elogios. Así tenemos para todos los gustos: de frutos secos, de hortalizas, de tubérculos, algunos empalagosos como el carameo, el azúcar o almíbar y también abundan los risueños.

8 Me gusta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.