3-RITA LA CANTAORA, ENTRE LA LEYENDA Y LA REALIDAD 11/10/2019

En 1859 nace en Jerez de la Frontera Rita Giménez García. Desde muy joven se ganó la vida actuando en teatros y cafés cantantes del momento. Aunque su talento como cantaora la hizo famosa en su época, éste no fue el motivo por el cual ha pasado a la posteridad.

Ir a descargar

La buena predisposición de Rita para agradar a su público, la llevaba a trabajar más horas que el resto de sus compañeros. Ella no era capaz de decir que no cuando, entre aplausos y vítores, le pedían a modo de “propina” que siguiera cantando uno y otro cante más.

Rita actuaba en las horas más intempestivas, en los escenarios donde otros artistas no querían y por un salario tan bajo que la mayoría de artistas no aceptaban. A Rita le tocaba hacer todos aquellos trabajos que a los demás les parecían injustos y discriminatorios. Así que actualmente cuando nos encontramos ante una situación similar, decimos: “Eso que lo haga Rita la Cantaora”.

Sí, Rita la Cantaora no fue ni un mito ni una ficción, sino una cantaora que destacó en los cantes por Soleares, Malagueñas y en los palos festeros como las Bulerías. La mayor parte de su carrera profesional la desarrolló en Madrid, donde se convirtió en una figura importante y destacada de los Cafés Cantantes de la época. Ya de anciana, Rita la Cantaora vive en el barrio de Carabanchel Alto cuidando de sus nietos.

En 1936 estalla la Guerra Civil y por motivos de seguridad, todos los habitantes de este barrio madrileño fueron evacuados. Rita y su familia fueron acogidos en Zorita del Maestrazgo en la provincia de Castellón, falleciendo un 26 de enero de 1937, a la edad de 78 años. Tristemente la historia se repite en tantas y tantos artistas que triunfaron en el pasado, saboreando las mieles del triunfo y el éxito, sin embargo, quedaron olvidados viviendo en la miseria.

3 Me gusta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.