112 – LOS PALOS DEL FLAMENCO: LAS SOLEARES DE UTRERA (I)

De entre los estilos o palos del flamenco, las soleares (en plural) o soleá (en singular) es el centro neurálgico del arte jondo. En la soleá convive ritmo, compás, cadencias melódicas sentimentales y todos los elementos técnicos necesarios de la estética musical flamenca. Tan importante es para los artistas dominar este palo del flamenco, que entre los aficionados al cante se dice que, un cantaor o cantaora que no cante bien por soleá no es un artista completo.

Ir a descargar

La soleá, es considerada la madre del cante, uno de los palos flamencos más arraigados al cante más tradicional. Son muchos los estilos y variantes de este mundo sonoro que constituye el cante y el toque por soleá.

No está muy claro el origen del término soleares o soleá asociado al cante flamenco. Puede que venga de soledad o solear, poner o ponerse al sol.

Se cree que la soleá nace del jaleo y que fue María La Andonda la más antigua solearera. Aunque también otra mujer dejó grabado su nombre para la historia del Flamenco y del cante por soleá: María de las Mercedes Fernández Vargas, más conocida en el flamenco como La Serneta. Cantaora nacida en Jerez de la Frontera el 19 de marzo de 1840.

Mostró su arte, sobre todo, en reuniones privadas, aunque parece ser que también actuó en algunos cafés cantantes de Sevilla. Cantaora y guitarrista, según Juan de la Plata, vivió algunos años en Madrid dedicada a dar clases de guitarra a la aristocracia.

Hablar de la soleá de Utrera es hablar de Mercedes La Serneta que, nos dejó cinco estilos considerados y clasificados dentro de la soleá de Utrera y otros dos dentro de los estilos de Triana. Muhos son los cantaores y cantaoras que continuaron estos cantes de La Serneta: Don Antonio Chacón, La Niña de Los Peines, su hermano Tomás; y más recientemente, Enrique Morente y Carmen Linares, por poner sólo dos ejemplos.

Falleció Mercedes La Serneta en Utrera, un 18 de junio de 1912, a la edad de 72 años. Fernando el de Triana, que la conoció y la escuchó de cantar, escribió:

Cuando murió la Serneta

la escuela quedó cerrá,

porque se llevó la llave

del cante por soleá.

También se le atribuye a Utrera un estilo único creado por Antonio Ortega Escalona (1844-1918) cantaor y guitarrista malagueño nacido en Vélez Málaga, más conocido como Juan Breva, apodo que le viene de su abuelo, que vendía brevas de pueblo en pueblo cantando un pregón.

113 – LOS PALOS DEL FLAMENCO: LAS SOLEARES DE UTRERA (y II)

4 Me gusta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.